INGESCAM – Ingeniería y Fabricación - Filomena y sus consecuencias… 10 meses ago

Filomena y sus consecuencias…

Filomena, nombre extraño para una borrasca, era el que tocaba según el listado de nombres designados para bautizar las borrascas que nos visitarán.

Habría que remontarse al año 1932 para tener referencias de una situación similar a la que vivimos en Zaragoza este fin de semana pasado. Tuvimos más de 30 horas de nevada continua e intensa, que nos ha dejado unas imágenes hermosas, pero situaciones de riesgo bastante importantes, carreteras cerradas, cortes del suministro eléctrico en algunas zonas, acumulación de algo más de 30 cm de nieve, árboles, ramas y trozos de cornisas caídos, y el inicio de una ola de frío polar que puede llegar a dejarnos temperaturas de hasta -12º en varios puntos de la geografía aragonesa.

En Ingescam – Ingeniería y Fabricación entendemos lo grave que puede llegar a ser tener que soportar temperaturas tan bajas, tanto para la población en general como para la producción agrícola, ganadera e industrial, además del riesgo en carreteras para los transportes. También sabemos que estas condiciones no son muy frecuentes, ni prolongadas, ni continuas en el tiempo, pero no por escasas podemos permitirnos obviar su existencia y los riesgos que eso conlleva.

Así es que, en Ingescam – Ingeniería y Fabricación hemos visto con cierto asombro cómo edificios emblemáticos de Zaragoza, como la Feria de Muestras, Mercazaragoza, naves industriales, instalaciones agrícolas y ganaderas, pabellones y colegios, han sufrido severos daños causados por la acumulación de nieve en sus cubiertas.

Desde Ingescam – Ingeniería y Fabricación, queremos mencionar lo establecido en el CTE correspondiente a la carga de nieve que debe soportar una estructura en toda la geografía española, que indica: “en cubiertas planas de edificios situados en localidades de altitud inferior a 1.000 m, es suficiente considerar una carga de nieve de 1,0 kN/m2”. Zaragoza se encuentra a 210 m de altitud, con lo cual tomando en cuenta que la densidad máxima de la nieve recién caída oscila entre 100 y 200 kg/m3 (esto depende de lo húmeda que se encuentre), la carga de 1,0 kN/m2 corresponde a un espesor máximo aproximado a 0,5 m de nieve. Espesor que no llegó a acumularse durante las más de 30 horas nevando.

Ingescam – Ingeniería y Fabricación, sin ánimo de entrar en confrontaciones, quiere hacer hincapié en que, si esas estructuras se hubieran calculado y diseñado según la normativa vigente en España, actualmente el Código Técnico de la Edificación (CTE), anteriormente fue la NBE-AE/88 y más antigua aún la MV-101/1962, no tendrían que haber ocurrido esos incidentes que, afortunadamente, no causaron víctimas mortales. Quizás porque ocurrieron en domingo y se ordenó el cierre de parques y paseos a tiempo o porque su personal se encuentra en un ERTE, caso de la Feria de Muestras, a causa de la pandemia declarada.

Ingescam – Ingeniería y Fabricación, especializados en cálculo, diseño y fabricación, con más de 20 años de experiencia, considera que no se puede poner en riesgo la seguridad colectiva y personal causados por siniestros ocurridos por error u omisión en el cálculo y cumplimiento de las normativas vigentes.