INGESCAM - Ingeniería y fabricación - Hablemos de CAPITAL 8 meses ago

Hablemos de CAPITAL…

Hoy queremos plantear un tema importante, la llave para el desarrollo, crecimiento y éxito de cualquier empresa.

Muchas personas estiman que lo más importante es, en 1er. lugar, el capital económico que se debe invertir.

En 2º lugar, el producto o servicio que se va a suministrar.

Y posteriormente vendrían las instalaciones necesarias, equipos y maquinarias, programas informáticos, proveedores de suministros y cadena de distribución de la producción, así como la cadena de ventas que será quien acerque el producto al cliente final.

En muchos casos queda sin considerar lo que, en INGESCAM – Ingeniería y fabricación, creemos que es el capital más importante de cualquier empresa, el CAPITAL HUMANO.

Desde INGESCAM – Ingeniería y fabricación hacemos hincapié en que el capital humano de la empresa es el más importante para el desarrollo de esta. Lamentablemente, consideramos que aún queda mucho por hacer en este terreno.

Aunque se ha mejorado mucho desde mediados del siglo XX a la fecha, se han desarrollado poderosas empresas y departamentos de Recursos Humanos dirigidos por profesionales bien preparados, donde la selección de personal está, generalmente, bien orientada.

Sin embargo, en INGESCAM – Ingeniería y fabricación consideramos que existe un fallo importante en el sistema.

Los profesionales jóvenes recién egresados, sin experiencia, es difícil que sean contratados para lo que se prepararon, sencillamente porque no tienen experiencia. La interrogante es: si nadie los contrata, ¿Cómo van a adquirir la experiencia necesaria?

INGESCAM – Ingeniería y fabricación considera que hay otra franja de profesionales y trabajadores, altamente capacitados y con mucha experiencia, que tampoco tienen muchas opciones de ser contratados.

Unos por tener un Currículum Vitae impresionante y, por tanto, se presupone que el presupuesto salarial del que se dispone no sería suficiente para satisfacer un salario acorde a ese CV, sin siquiera consultar al postulante sobre cuáles son sus aspiraciones.

Otros serán descartados automáticamente por filtros como la edad, los mayores de 45-50 años, o la nacionalidad. La mayoría de estos casos ni siquiera tienen opción de que sus CV lleguen a ser vistos por un reclutador profesional.

En INGESCAM – Ingeniería y fabricación creemos que, en estos últimos casos, se deja de contratar buenos profesionales, técnicos u operarios con mucha y muy buena experiencia que estarían dispuestos a transmitir sus conocimientos a los jóvenes profesionales inexpertos que aún no se han fogueado en las batallas diarias de la producción. Con lo que la empresa ganaría en formación, orientación y trabajo en equipo de su capital más valioso.

También apostamos por la formación adecuada, orientada a lo que la empresa requiere de su capital humano para el crecimiento de ambos factores, empresa y trabajadores.